Buscá en el blog o en internet desde acá

Cargando...

Carlos López, la pesadilla de Alperovich

A José Alperovich nunca le gustó la independencia del Poder Judicial. Siempre entendió que lo debía controlar de cerca. Sin dejar nada librado al azar. Teme a la Justicia desde que era ministro de Economía de Julio Miranda, entre 1999 y 2001, cuando tuvo que enfrentar varias causas penales por delitos vinculados a la corrupción.
En el libro “José Alperovich, el zar tucumano”, que escribí junto con Nicolás Balinotti y editado por Dunken se describe con crudeza las operaciones del gobierno para tener una justicia adicta.
A Alperovich parece no alcanzarle con tener una suerte de mayoría automática en la Corte Suprema, sino que pisa fuerte en los juzgados de instancias inferiores. Una de las primeras medidas que tomó el gobernador en 2003 fue la derogación del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM), que le dio la posibilidad de designar jueces y fiscales como más le gusta: en forma discrecional. A dedo.
Con la jubilación con el 82 por ciento móvil a los magistrados, Alperovich consiguió producir unas 50 vacantes en la Justicia, que cubrió a gusto y placer.
Curiosamente, apenas asumió el juez Juan Francisco Pisa archivó una de las causas que más preocupaba al poder: la que investigaba el desvío de fondos de la publicidad oficial para beneficiar a la Fundación PIBE, que conducía la primera dama, senadora nacional y presidenta del Partido Justicialista local, Beatriz Rojkés de Alperovich.
Al gobernador le gusta tener todo bajo su control. Su dominio. No quiere nada que le demuestre autonomía: sean jueces, intendentes, fiscales, delegados comunales, concejales, legisladores e, incluso, periodistas.
Tal vez esa sea la explicación para que Carlos López no sea, a esta altura, juez o fiscal. Carlos López fue secretario penal de la Fiscalía VI, que comandaba Esteban Jerez, cuando era “anticorrupción”. López fue ternado en tres concursos del Consejo Asesor de la Magistratura, en dos salió primero en orden de mérito. Sin embargo, Alperovich siempre lo dejó de lado y designó a quienes seguían en la lista.
El Colegio de Abogados, sin dar el nombre de López, pidió que el gobernador fundamente por qué se aparta del orden de mérito. Hasta ahora nunca lo hizo. Tal vez sea grotesco argumentar que López fue dejado de lado por haberlo investigado.
López trabaja en tribunales desde hace 16 años y actualmente es secretario de un juzgado penal.
La semana pasada, Angel “El mono” Ale había dicho que el fiscal Guillermo Herrera “tenía una agencia de cobranzas en la fiscalía”. Herrera investiga a Rubén “La chancha” Ale por la usurpación de tierras y la venta de soja de esos terrenos. El Mono Ale luego se rectificó y dijo que “en ningún momento se refirió a la honorabilidad del investigador, sino a un viejo incidente entre ambos”. Herrera fue designado a dedo por Alperovich. Cuando archivó una causa contra el actual senador Sergio Mansilla sobre unos polémicos fondos de la Secretaría de Municipios y Comunas, que dirigía en ese momento, Alperovich lo calificó como un “hombre muy trabajador”.
Eso es lo que busca Alperovich para la Justicia: tenerla en su puño, como al resto de la provincia. En ese esquema, cualquier foco de rebelión como es el caso de López, se convierte en una pesadilla para el mandatario.

Gama sí construyó en Lomas de Tafí


El empresario Jorge Garber, socio de la constructora GAMA SRL, sí construyó casas en Lomas de Tafí. Al menos eso se desprende del informe de gestión del Instituto de la Vivienda y que fue publicado en el libro “José Alperovich, el zar tucumano”, que escribí junto con Nicolás Balinotti y editado por Dunken.
Según los datos oficiales, entre GAMA y Tensolite construyeron un paquete de 346 viviendas, que fueron entregadas en diciembre de 2010.
Gama construyó 118 viviendas mientras que Tensolite hizo las 228 restantes. Lo curioso es que las dos empresas cobraron prácticamente lo mismo pese a que una edificó muchas más casas que la otra.
El monto contratado a Gama era $12.709.683,36 pero con la redeterminación de precios, la empresa cobró finalmente $21.613.065,07. La suerte de Tensolite fue sensiblemente peor. Tenía contrato por 12.708.931,90 y cobró 22.154.376,77 por la actualización de los precios. En definitiva, Tensolite percibió 541.311 pesos más que GAMA, pese a haber construido 110 viviendas más.
En términos porcentuales, GAMA percibió un incremento del 70 por ciento del valor del contrato, mientras que Tensolite mejoró sus ingresos un 74 por ciento.
Según se describe en la biografía no autorizada del gobernador, Garber sería primo del gobernador. Así lo indicaron empresarios de la construcción que vieron a los dos fundirse en un gran abrazo y al gobernador consultarlo sobre una tía en común.
GAMA fue una de las grandes beneficiadas con el reparto de obras públicas en la provincia, gracias a las contrataciones directas. En lo que va de la gestión de Alperovich, el empresario recaudó casi 114 millones de pesos sólo en el Instituto de la Vivienda. Además realizó obras en la municipalidad capitalina y otros organismos públicos que hizo incrementar su ganancia aún más.
Garber había indicado que esa empresa “no construyó ninguna casa en Lomas de Tafí”.
“Nuestra actividad (en ese emprendimiento habitacional) se ve reflejada en obras de infraestructura generales. Y en la construcción de dúplex”, en referencia a un artículo publicado por el sitio eldiario24.com, y que fue reflejado en forma textual por Contexto, en el que se señalaba la molestia de vecinos de Lomas de Tafí por graves problemas en las construcciones.
Garber explicó que “las casas donde se encuentran supuestas fallas señaladas en la nota fueron logradas fuera de todo accionar posible de la empresa que represento”.
Agregó que “la nota va acompañada de un video con manifestaciones de adjudicatarias que en sus quejas mencionan a otra empresa y nunca a Constructora Gama. En Lomas de Tafí ejecutaron obras como 20 empresas constructoras y el IPV tiene todos los datos y detalles”.
Garber, por otra parte, dijo que Constructora Gama es una empresa de prestigio que ha crecido “como fruto del esfuerzo de socios y empleados. Actualmente, 250 empleados forman su planta permanente, y otros 350 empleados más trabajan indirectamente en obras en curso”.
Además, el empresario señala que “lejos estoy de ser el responsable” en la caída del anfiteatro de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNT, y que resulta irresponsable “considerar a la Constructora Gama causante del suceso acaecido” en ese edificio universitario.

Cuáles son las trabas para vender el libro

A 18 días de la presentación del libro José Alperovich. El zar tucumano, el personaje del libro hizo referencia a la investigación periodística editada por Dunken. "Son unos mentirosos, jamás me preocupo por eso. Que vendan el libro donde quieran. Yo cuido la democracia como hecho, no solamente como palabra", dijo el gobernador, en diálogo con periodistas que cubrían su recorrida matinal.
Desde diversos medios de comunicación tomaron nota de las restricciones para comercializar el libro. Hasta este momento habíamos preservado a las librerías, pero vamos a dar a conocer públicamente todas las restricciones que sufrió la venta de "El Zar tucumano".
Un empleado de la librería Los Primos, ubicada en la calle Muñecas 288, reconoció que sufrió presiones por la venta de la obra. "Te van a inspeccionar todo", le advirtieron. Ante esa presión, el encargado me dijo: "Lo vamos a vender, pero con bajo perfil. No lo vamos a exhibir en la vidriera".
Lo siguió vendiendo unos días más, y de pronto no solicitó más ejemplares. Lo fui a visitar y me dijo: "Tuve 24 inspecciones. No puedo arriesgar la fuente de trabajo de seis personas por un libro". Su sentencia fue tajante.
A la librería El Griego, en Muñecas 287, lo fui a visitar tres veces. La última, me pidió un remito de la editorial Dunken para recibir los ejemplares. Conseguido ese trámite, el lunes 18 de julio le dejé 24 libros. A amigos que me preguntaban dónde vendían el libro, los envié a esa librería. Misteriosamente, me llamaron unas horas más tardes para advertirme que no quedaban más libros allí. Fui el miércoles 20 de julio a ver cómo iba la venta y para saber si necesitaban más ejemplares. "La venta va bien", me dijo el dueño, sin mirarme a la cara. Le consulté si tenía más ejemplares y me respondió que sí. Entonces, le comenté que había mandado a unos amigos a comprarlo ahí y que no se lo habían querido vender.
"Yo no quiero comisarios políticos. Tengo 40 años de librero, nadie me va a decir a quién le vendo y a quién no; ni donde tengo que exhibir los ejemplares. Sé quiénes son tus amigos, por eso no le quise vender", reconoció.
Entonces, le respondí: "Para qué me hacés venir cuatro veces si no vas a vender los libros. Me hubieses dicho de entrada y no perdía tiempo", le dije.
Se enfureció.
A la noche mandé a retirar los libros que le habían quedado. Retiré los 24 que había dejado inicialmente. No había vendido ni uno a pesar de las decenas de clientes que pidieron un ejemplar de "El zar".
Lo más grave, tal vez, fue lo de la distribuidora Rómulo Guzmán, que comercializa las revistas Noticias, Caras y Gente en la provincia. Me habían prometido distribuir el libro en 100 puntos de ventas entre Tucumán y Salta. Al día siguiente fui a dejar los ejemplares, 72 en total, y la promesa de dejar más entre lunes y martes para continuar con la entrega. Hasta se había acordado la división del porcentajes de las ganancias: el 30 por ciento era para el canillita, el 10 por ciento para la distribuidora y el 60 por ciento restante para los autores, José Sbrocco y Nicolás Balinotti.
Lo llamativo fue que a las dos horas llamó Fernando Torres para decirme que vaya a buscar los libros, que no los iban a poder distribuir "porque habían apretado al dueño", que en ese momento estaba en Paraguay.
Cuando fui a retirar los libros, el encargado de la distribución lamentó la medida porque tenía muchos pedidos y que iba a necesitar pronto que le restituyera más ejemplares. "Ni en la dictadura nos prohibieron repartir algo", me dijo otro empleado que veía cómo me entregaban los libros.
La editorial Dunken, como hace con todos sus producciones, también ofreció a las librerías tucumanas "El Zar" y los comercios eligieron no venderlo debido a las presiones oficiales.

Las trabas a los quioscos
No sólo las librerías y la distribuidora Rómulo Guzmán fueron víctimas de persecuciones oficiales. También la sufrieron los quioscos de diarios y revistas. En la puerta de la Gran Vía se vendía el libro con total éxito, hasta que de repente dejó de solicitar los ejemplares, cuando la comisión que quedaba para el canillita superaba ampliamente la media del mercado: 40 por ciento. "Tengo miedo que me levanten el quiosco", me dijo antes de devolverme 10 ejemplares que había escondido en un placard del local Beige, en San Martín al 600.
Otros canillitas también se negaron a recibir los libros por temores oficiales, como el que está ubicado en el Shopping del Portal, en Yerba Buena. Había vendido 12 ejemplares en un solo día. "Vienieron los enviados de José, me dijo, y me preguntaron cómo estaba inscripto en ganancias, sobre los pagos de monotributo. Prefiero dejar de venderlo", me dijo anoche Dócile, el titular del puesto.
Un caso similar vivió el kiosco Polito, también en Yerba Buena. "Vino un hombre y me dijo que no podía vender el libro porque estaba prohibido por el gobierno. Entonces, le dije que ´quién era para prohibirme vender el libro´ y me amenazó con clausurarme el local. Hice una llamada telefónica y le pasé el tubo. Al rato se fue sin decir ni siquiera chau".
En sus palabras, el gobernador no desmintió ni una línea del contenido del libro, sino que refutó la información sobre las restricciones a las ventas. Queda claro, con este post publicado en el blog, cuáles son las restricciones, con nombres y apellidos.
Otra situación incómoda es el silencio de los diarios tucumanos sobre esta situación. Como publicamos en otro post, La Nación, Clarín y Perfil se hicieron eco de lo expuesto por el diputado nacional por Tucumán Juan Casañas (UCR) y ningún diario tucumano lo hizo. Lamentable.

Restricciones para la venta de El Zar tucumano

La restricción en las ventas y en la distribución del libro “José Alperovich. El zar tucumano” sirve como botón de muestra del poder del gobernador para tener a la provincia en un puño.

La obra periodística, una suerte de biografía política de Alperovich, no se comercializa en todas las librerías tucumanas debido a presiones oficiales, según comentaron algunos empresarios del sector.

Desde la Dirección de Rentas enviaron mensajes de advertencias a las librerías en caso de exhibir “El zar tucumano” en sus vidrieras. Así lo reconoció el propietario de un importante comercio del centro tucumano. Las advertencias del organismo que preside Pablo Clavarino se habrían extendido a otras librerías.

El vocero de Alperovich, Ignacio Golobisky, rechazó tajantemente cualquier responsabilidad del Gobierno con las restricciones que está sufriendo la publicación. “El Gobierno no le puede imponer qué libro vender a las librerías. No tenemos absolutamente nada que ver”, explicó Golobisky tras la consulta de los autores, los periodistas José Sbrocco y Nicolás Balinotti.

En La Feria del Libro, “El zar tucumano” comenzó a venderse con buen ritmo tras su lanzamiento, pero el dueño del comercio decidió no comercializarlo más. “Tiene un tufillo antisemita”, se justificó Mario Kostzer.

A pesar de las restricciones, “El zar tucumano”, editado por Dunken, se puede adquirir en las librerías Los Primos (Muñecas 288) y en El Quijote (San Lorenzo 699) y en diferentes kioscos de diarios y revistas de San Miguel de Tucumán.

También se lo puede comprar en Buenos Aires en Ayacucho 357 (esquina Corrientes) o solicitarlo vía e-mail a nbalinotti@lanacion.com.ar o jsbrocco@gmail.com
Por temor a nuevas advertencias del Gobierno, algunas librerías pidieron no ser incluidas en los listados públicos que se divulgan por internet con los puntos de venta de “El zar tucumano”.

El Zar tucumano, en los medios


Una obra que "echa luz" sobre el alperovichismo. Así, tituló LA GACETA

Lo resumen como un caballo que va ganando terreno a puro galope. Pero en ámbitos que no le competen: la obra pública, la Justicia o la Legislatura. A criterio de los periodistas José Ignacio Sbrocco y Nicolás Balinotti, "El Zar Tucumano, la historia oculta del hombre que tiene a la provincia en un puño", desgaja la personalidad obsesiva, ambiciosa y hasta desfachatada del gobernador, José Alperovich.

Anoche, Balinotti y Sbrocco, periodista y colaborador del diario La Nación, respectivamente, presentaron una biografía no autorizada del mandatario tucumano (el secretario de Redacción de LA GACETA, Federico van Mameren, expuso sobre la obra en un auditorio del hotel Carlos V). Al trabajo dedicaron un derrotero que incluyó más de 100 entrevistas, tres años de investigación y algunos sobresaltos. "Me sorprendió el temor que generó la publicación: entrevistados que aceptaron hablar sólo en Buenos Aires, o muchos que optaron por el off the record. Eso habla del poder casi feudal que diseñó Alperovich", ejemplificó Balinotti.

Según Sbrocco, el texto da cuenta del caudillismo impuesto por Alperovich para administrar, a su antojo, la Provincia. "Es un retrato que revela algunos de sus rasgos distintivos, como los diálogos con su empleada doméstica o las reuniones de gabinete en jogging. Y el reconocimiento de muchos entrevistados sobre cómo creció el patrimonio del gobernador", reseñó.

También se publicó la siguiente nota en el diario LA NACION

Poder y caudillismo, los ejes de El Zar tucumano
Los periodistas Nicolás Balinotti y José Sbrocco presentaron anteanoche en San Miguel de Tucumán el libro José Alperovich. El zar tucumano, una investigación que retrata el caudillismo como estilo de gobierno en el país y que toma como muestra el caso de esa provincia y de su gobernador.

El trabajo -editado por Dunken- llevó más de tres años de producción y más de 100 entrevistas; se relata allí cómo Alperovich construyó su poder y llegó a tener la provincia en un puño. Alperovich es hoy uno de los principales caudillos del interior, que surgió del radicalismo y pactó con Bussi, pasó al peronismo y se convirtió luego en un referente clave del kirchnerismo.

"Me sorprendió el temor que generó la publicación: entrevistados que aceptaron hablar sólo en Buenos Aires, o muchos que optaron por el off the record . Eso habla del poder casi feudal que diseñó Alperovich", ejemplificó Balinotti, redactor de La Nacion, durante la presentación del libro en un hotel céntrico de Tucumán.

Según Sbrocco (colaborador de La Nacion en Tucumán), el texto revela algunos de los rasgos distintivos del gobernador, desde su particular forma de ejercer el poder hasta las sospechas sobre su patrimonio.

Candidatos prófugos, presos y con cuentas pendientes en la Justicia

José Ignacio Sbrocco
Para LA NACION


SAN FERNANDO DEL VALLE DE CATAMARCA.- Las elecciones en esta provincia reúnen a candidatos que intentarán seguir en un cargo público pese a estar procesados, sentenciados e, incluso, haber pasado días en prisión. Algunos intendentes apuestan a seguir en sus puestos o a desembarcar en el Poder Legislativo, dado que ya estuvieron ocho años en el cargo y la Constitución local impide la re-reelección.

La mayoría de las causas judiciales en contra de los caudillos son por presuntas irregularidades en el manejo de las regalías mineras, que les envía el gobierno de la provincia. Tal vez la maniobra más frecuente, advertida por el Tribunal de Cuentas, sea el uso de esos fondos para gastos corrientes. La ley 5128 especifica que esos recursos financiarán obras para el desarrollo económico.

Pese a las impugnaciones, cinco jefes comunales con problemas judiciales competirán en los comicios. Daniel Polti, de la localidad turística Recreo, es uno de los intendentes más complicados. Asumió en 2007 por el Frente para la Victoria y busca seguir en el poder. El 30 de diciembre último, la justicia penal lo condenó a tres años de prisión condicional por encontrarlo responsable del aborto seguido de muerte de Nancy Verónica Ibañez, de 22 años. Polti, ginecólogo, interrumpió su embarazo en la Nueva Clínica el 27 de enero de 2007. La mujer falleció el 3 de febrero de una sepsis como consecuencia del aborto. Tiene otra causa pendiente, también por aborto, y se le aproxima el juicio oral. Si llegara a ser condenado de nuevo, debería cumplir la prisión en una cárcel.

Polti, además, fue suspendido en 2009 por el Concejo Deliberante por las presuntas irregularidades en el manejo de regalías mineras. El Tribunal de Cuentas detectó, en 2008, que ese municipio no gastó ni un peso en proyectos de inversión. Según el organismo de control, de los $ 2.039.200 utilizados como "uso transitorio" para financiar otros gastos se devolvieron $ 1.328.000.

Polti proclama tener la bendición del ministro del Interior, Florencio Randazzo, y de la candidata a gobernadora Lucía Corpacci, según el diario La Unión digital.

Otro caso es el de Mónica Hernández, intendenta de San José. En octubre de 2009 el Concejo Deliberante la suspendió por mal desempeño en sus funciones. La jefa comunal se resistió a dejar el cargo y fue desalojada de la sede municipal por orden judicial. En diciembre de ese año se pidió su prisión preventiva y estuvo prófuga durante tres meses. Tras ese período, pasó seis días en prisión. Tiene seis causas con pedidos de elevación a juicio. Y hoy se presenta para ser otra vez elegida por el Frente para la Victoria.

Auditoría
Cuando Hernández fue suspendida, el concejal Anacleto Marcial ordenó una auditoría en las cuentas del municipio que detectó presuntas irregularidades: entre ellas, la ejecución de proyectos que nunca habían pasado por el Tribunal de Cuentas. La auditoría, a la que tuvo acceso LA NACION, señala que la intendenta le pagó $ 300.000 a la empresa Franco SRL por la consultoría para la instalación de wi fi en esa localidad. Pero esa empresa, según la constancia de inscripción, se dedicaba a la venta por menor de productos farmacéuticos y de herboristería.

Durante 2007, el municipio recibió $ 6,5 millones de regalías mineras, de los cuales $ 1,3 millones fueron transferidos a gastos corrientes de la municipalidad y no fueron reintegrados para el uso que estipula la ley. El concejal Pedro Lagoria, del Movimiento de Acción Popular (MAP), dijo a La Nacion que la intendenta hizo figurar que se hicieron obras pero "no puso ni una piedra".

Hugo "Grillo" Avila perdió su reelección en 2007 y ahora apunta a volver a Tinogasta. También milita en el kirchnerismo. La fiscal de esa localidad, Silvia Alvarez, investiga el uso de las regalías e imputó a Avila por 30 hechos de presunta malversación de fondos públicos e incumplimiento de los deberes de funcionario público. En 2007, el actual intendente Simón Quintar inició una auditoría y detectó un faltante en la cuenta de las regalías mineras. En noviembre de 2009, la Justicia pidió la detención de Avila, quien estuvo preso algunos días junto a su secretaria de Hacienda, Rosa Muñoz.

Andalgalá y Belén son los dos municipios que más fondos recibieron de Minera Alumbrera, por ser los distritos más cercanos al yacimiento. Entre esos dos municipios se hicieron pagos por cerca de $ 22 millones. La comuna conducida por el kirchnerista José Perea gastó $ 15 millones, mientras que Daniel Ríos, del Frente Cívico y Social, usó casi $ 7 millones sin un proyecto productivo que justificara esos gastos, según el Tribunal de Cuentas. Ambos ya finalizaron dos mandatos y serán candidatos a senadores provinciales.

Publicado el jueves 10 de marzo de 2011

La escuela que logró que nadie repita de grado

José Ignacio Sbrocco
PARA LA NACION

BANDA DEL RIO SALI, Tucumán.- Buenos resultados pese a la adversidad. Así se podría sintetizar el logro de alumnos y docentes de la Escuela Virgen Nuestra Señora del Milagro, de esta localidad tucumana, ubicada siete kilómetros al este de la capital. Ningún alumno repitió de grado, un mérito que sólo han alcanzado cinco establecimientos educativos en todo el país.

Y no es un logro menor. En la zona, la desnutrición infantil golpea con particular intensidad: muchos de los chicos que asisten al colegio son hijos de madres solteras que viven de planes sociales, y en el caso de aquellos que tienen padre reconocido, éste generalmente se encuentra desocupado y vive de trabajos informales, haciendo changas. A pesar de todo, el año último tampoco hubo una sola deserción en la escuela.

Blanca Arrieta, la directora, asegura que la base del éxito es el seguimiento intensivo de cada alumno. Pero la situación en el establecimiento, que cuenta con 200 alumnos, no es fácil. Los chicos y las madres se encontraron este miércoles, al iniciarse el ciclo lectivo, con dos malas noticias: este año no contará con el subsidio que les permitía brindar desayuno y almuerzo a los 200 alumnos, y el predio en el que se encuentra el colegio no estaba totalmente limpio.

Desde hace tres años, el establecimiento no tiene una persona encargada de las tareas de higiene. Clara Coronel es la única que trabaja como auxiliar en la limpieza, lo hace algunos días por semana y en junio cumplirá tres años sin cobrar.

"La ministra de Educación, Silvia Rojkés -cuñada del gobernador kirchnerista José Alperovich- no firma la designación", dijo a La Nacion. La escuela, construida a través del programa nacional 700 Escuelas, necesita, por lo menos, tres personas que se encarguen de mantenerla en condiciones.

Para el inicio de las clases, algunas madres de alumnos colaboraron con la limpieza. "Nos exigen que ayudemos, pero es una tarea que debería realizar el Estado", dijeron Isabel Décima, Angela Zerda y Berta Martínez. Mientras realizaban esa labor encontraron una tarántula y dos víboras en la galería principal.

Arrieta afirmó que hay un expediente iniciado en el Ministerio de Educación para resolver ese problema. "Somos una escuela que logró excelentes resultados académicos y nos castigan", dijo. "Nosotros no promovemos por promover. Los docentes les dedican mucho tiempo a los alumnos para que se superen todos los días", agregó.

El establecimiento es uno de los cinco que no tuvo alumnos repitentes en 2010. Los otros cuatro se encuentran en Chaco y Corrientes.

El proyecto Escuelas del Bicentenario, que brinda apoyo al establecimiento, realizó un informe sobre la calidad educativa. Allí surge que, luego de cuatro años, el 70% de los alumnos de cuarto grado respondió bien el examen de lenguas, cuando en 2006 ese porcentaje era sólo del 42%. Los alumnos de sexto grado mejoraron un 26% respecto de 2006 en esa materia. En matemática, en cuarto grado, el 61% de las respuestas fueron correctas, frente a un 44% de 2006. En sexto grado, el resultado fue del 55% en 2010, frente al 26% cuatro años atrás. En ciencias naturales, en cuarto grado, el 76% de las respuestas fueron respondidas correctamente, frente a un 55% de 2006. Y en sexto fue del 62% frente al 47% anterior.

Sin almuerzo
Por otra parte, no contar con el subsidio que permite brindar desayuno y almuerzo a los 200 alumnos coloca ala escuela en una posición difícil.

"Esta zona es muy vulnerable. A las 8 los chicos van a caer como pajaritos hondeados, porque muchos no cenan en sus casas, donde las madres no tienen para darles de comer", dijo Arrieta, que espera que el Gobierno les devuelva la ayuda y evitar así que los niños caigan en la desnutrición.

La ministra de Desarrollo Social de la provincia, Beatriz Mirkin -prima del gobernador-, dijo que el gobierno apunta a "no abrir más comedores, sino a cerrarlos para que los chicos almuercen con sus familias". Sostuvo que el programa de jornadas extendidas en las escuelas no continuará, con lo cual se dejará de brindar el almuerzo al alumnado, que este año recibirá sólo un yogur a media mañana.

Alejandra Lobo, madre de una alumna, contó su sueño: "Quiero que los chicos estudien, pero es cada vez más difícil. No tenemos para mandarlo a la escuela. Este año ya no tendrán el suplemento [desayuno] y, a veces, no tengo para comprar pan para que desayunen", dijo al borde de las lágrimas.

Los docentes son quienes mantienen viva la llama. No escatiman horas de trabajo en la escuela o fuera de ella para que los chicos se superen. "Tengo un alumno con problemas y pensé que nunca iba a lograr que leyera o escribiera. Ahora lee y escribe. Es increíble", dijo la capacitadora en lenguas, Catalina Ledesma.

El proyecto Escuelas del Bicentenario se realiza en Tucumán, Chaco, Corrientes, Córdoba, Buenos Aires y Santa Cruz. Atiende a 132 escuelas públicas y dos institutos superiores de formación docente. Abarca una población de alrededor de 65.000 niños.

En Tucumán, el índice de repitencia fue del 4,51% en 2009, respecto de 2008, según estadísticas del Ministerio de Educación provincial.

El otro mérito de la escuela Virgen Nuestra Señora del Milagro es tener tasa cero de deserciones. En la provincia, el índice de abandono es el 1,42%, según los mismos datos oficiales.

Alperovich gasta $ 36,9 millones para la compra de un avión

José Ignacio Sbrocco
Para LA NACION


SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- En una decisión que generó controversias en el ámbito político, el gobernador de Tucumán, José Alperovich, gastará $ 36,9 millones -casi $ 6 millones más que lo autorizado por la Legislatura hace 45 días- en la compra de un Learjet 60 XR.

El mandatario kirchnerista amplió, mediante un decreto, el monto que se destinará para adquirir la aeronave, modelo 2007 y procedente de EE. UU. Así, con la ayuda de la Legislatura y un decreto polémico, Alperovich adquirirá su tercer avión desde que asumió su mandato y se inscribe en la lista de funcionarios que concretaron polémicas compras de aeronaves, como Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte de la Nación y hoy procesado por la Justicia.

Del incremento de la inversión en casi $ 6 millones dispuesto por decreto por el gobernador, $ 4,4 millones serán para pagar los intereses que genere el crédito que otorgará el Banco del Tucumán, perteneciente al grupo Macro, del empresario Jorge Brito, aliado de la Casa Rosada. Se asignarán, además, $ 1,3 millones a "tareas de gestión administrativa y bancaria, viajes, viáticos a empleados estatales, combustibles y cierto equipamiento extra".

La Cámara, controlada por el oficialismo, había autorizado al Poder Ejecutivo a contratar en forma directa con la empresa Bombardier Aerospace Corporation la adquisición del avión matrícula N545LF por 7,8 millones de dólares. Al cambio de ayer en Tucumán, la suma asciende a $ 31,2 millones.

Lo curioso es que en la ley 8372, sancionada el 30 de noviembre último, el monto aprobado era para cubrir todos los "gastos inherentes a la reserva de la aeronave, al traslado de la misma desde EE.UU., a su matriculación, a la provisión e instalación de equipamiento aerosanitario". Con el decreto 4280/3 firmado el 9 de diciembre último por Alperovich y el ministro de Gobierno de la provincia, Edmundo Jiménez, se destinaron $ 600.000 para la ampliación para equipos sanitarios.

La provincia, en definitiva, gastará $ 36,9 millones (unos US$ 9,2 millones) para incorporar la tercera aeronave del gobernador. Primero compró un helicóptero Bell Textron y luego un Cessna Citation Bravo, que iba a ser para uso sanitario y oficial. Las tres aeronaves fueron adquiridas por contratación directa.

Una alta fuente del Tribunal de Cuentas advirtió que no se podía ampliar el monto destinado al avión mediante un decreto. Lo podría haber hecho, añadió, a través de un decreto de necesidad y urgencia.

Una nave lujosa

"Es un escándalo", dijo el legislador provincial Esteban Jerez (Bloque Alberdi), al protestar por la compra de la nave. Y añadió "Es un avión lujoso que no será para uso sanitario como dice el gobernador sino que terminará siendo para que los funcionarios viajen más cómodos como quieran y cuando quieran".

"Todas las variaciones presupuestarias tienen que pasar por la Legislatura. El martes se reúne la Cámara para aprobar los pliegos de quienes asumirán como jueces y podríamos tratar el tema allí", explicó el legislador.

Según el Gobierno, no hace falta convocar de nuevo a la Legislatura porque la ley sancionada en noviembre autoriza a la provincia a contraer un préstamo para adquirir la aeronave.

El senador nacional José Cano (UCR) cuestionó la discrecionalidad del gobernador para usar los fondos. "No tiene prioridades. Tenemos el 40% de la población por debajo de la línea de pobreza, hay sectores que no tienen agua potable y el gobernador gasta más de $ 30 millones en un avión. Seguramente la nave será para que el gobernador y su familia paseen por Punta del Este", se quejó.

Alperovich está en estos momentos de vacaciones allí, en la playa uruguaya. Viajó el domingo, después del mediodía, en el avión Cessna Citation Bravo que la provincia había comprado en 2006 para uso sanitario y oficial.

"Nadie puede oponerse a que la provincia tenga un avión sanitario, pero ya tenemos uno. La provincia no puede darse el lujo de malgastar así el dinero. Primero hizo construir una Legislatura que cuesta más de $ 140 millones y ahora el avión. Son casi $ 200 millones que se podrían haber usado para crear fuentes de trabajo genuina", sostuvo el candidato a gobernador por el radicalismo.

Supuestamente, la provincia iba a vender, también en forma directa, los aviones Aerocommander AC 690 A y Piper Navajo PA 31 P, a la cotización de mercado, pero que no podrá ser inferior al 75% del precio que fijen los organismos técnicos oficiales, según aclara la ley que autorizó la compra de la aeronave.

Hasta ahora nada se sabe del paradero de esas dos máquinas.

LEARJET 60 XR
Modelo 2007
Fabricante: Bombardier Aerospace

Capacidad: 8 a 10 pasajeros

Medida: 17,8 m de largo

Velocidad: 859 km/h

La Legislatura autorizó a Alperovich a comprar en $ 31,2 millones su tercer avión desde 2003. La compra se hará, finalmente, en $ 36,9 millones.

Hay azúcar, pero faltan precios

José Ignacio Sbrocco
PARA LA NACION


SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- Sólo en esta provincia se produjo más de un millón de toneladas de azúcar, lo suficiente como para abastecer a todo el país hasta la próxima zafra. Sin embargo, conseguir endulzante en las góndolas es casi una odisea.

Entre los cinco ingenios de Salta y Jujuy produjeron unas 700.000 toneladas, lo que elevaría la producción nacional a 1,9 millones de toneladas, de las que se exportaron 150.000, según el Centro Azucarero Regional Tucumán (CART). "El consumo anual del país es de 1,7 millones", agregó Julio Colombres, titular del CART.

El empresario azucarero Jorge Rocchia Ferro dijo que cuando hay precios controlados, el abastecimiento empieza a sufrir. "En la Argentina hay azúcar. Cuando aparecen esos precios subsidiados, alrededor de dos pesos, claro que desaparece. La gente lo barre a ese valor."

En la provincia se sembraron 225.310 hectáreas más que en 2009, según datos de la Estación Experimental Obispo Colombres, por lo que se preveía una producción de 2,4 millones de toneladas para esta zafra. Pero la helada -con nieve incluida- redujo el rendimiento.

Ante la falta de azúcar en el país, el gobierno nacional había amenazado a los industriales con importar desde Brasil, lo que generó una dura reacción de los empresarios tucumanos. A partir de ahí, el abastecimiento mejoró. Los precios también: en las góndolas tucumanas, el kilo se conseguía esta semana a valores que iban entre los cuatro y siete pesos, según fuera común o premium.

Rocchia Ferro señaló que el abastecimiento del producto mejoró. "Hicimos un relevamiento por 200 establecimientos de Buenos Aires y en ninguno faltaba el producto", afirmó. "En estos momentos no hay dificultades ni tensiones por el abastecimiento."

Según los empresarios, el uso de la caña para fabricar biocombustibles no incidió en la escasez de azúcar. "No hay que buscar responsables donde no los hay. Sería una injusticia culpar a los biocombustibles", se defendió Rocchia Ferro, que destinó 20.000 toneladas para la fabricación de alcohol. Sus ingenios procesaron 156.930 toneladas para azúcar.

"La tentación de fabricar alcohol bajó en los últimos meses, porque se valorizó el azúcar a nivel internacional. En el mediano y largo plazo, el biocombustible nos independizará del mercado mundial", dijo Colombres.

La Argentina ocupa una pequeña porción en el mercado global de azúcar, ya que dentro de sus fronteras se producen dos millones de toneladas al año, mientras que el mundo consume 160 millones.

Publicado en LA NACION el domingo 9 de enero de 2011

Alfonsín hizo pie en Tucumán

El precandidato no ahorró elogios para el gobernador de Santa Fe y aseguró que mantiene una excelente relación con Binner. De todos modos, dijo que la fórmula deberá definirse los últimos días de febrero o primeros de marzo.

Aseguró que las encuestas lo ubican segundo detrás de la presidenta Cristina Kirchner y que, si las elecciones fueran hoy, entraría en una segunda vuelta. Alfonsín evitó hablar de sus dos posibles rivales internos: el vicepresidente Julio Cobos y el presidente del partido, Ernesto Sanz.

Se reunió con referentes de los partidos del Acuerdo Cívico (en Tucumán, a diferencia de lo que sucede a nivel nacional, la Coalición Cívica sigue trabajando junto con el socialismo, la UCR, el GEN y la democracia cristiana). Cuestionó al gobernador José Alperovich y dijo que en la provincia gobierna un "semifeudalismo" y respaldó a los dirigentes del Acuerdo Cívico que hoy presentarán en la Justicia un planteo para impedir la candidatura de Alperovich a la re-reelección.

El cierre fue a toda fiesta. El club Estudiantes desbordó de gritos, bengalas, cantos y duros discursos contra el kirchnerismo y el gobierno local. En el cierre de su gira por Tucumán, Alfonsín dio un paso más en su pretensión de sacar ventaja a sus dos rivales internos.