Buscá en el blog o en internet desde acá

La escuela que logró que nadie repita de grado

José Ignacio Sbrocco
PARA LA NACION

BANDA DEL RIO SALI, Tucumán.- Buenos resultados pese a la adversidad. Así se podría sintetizar el logro de alumnos y docentes de la Escuela Virgen Nuestra Señora del Milagro, de esta localidad tucumana, ubicada siete kilómetros al este de la capital. Ningún alumno repitió de grado, un mérito que sólo han alcanzado cinco establecimientos educativos en todo el país.

Y no es un logro menor. En la zona, la desnutrición infantil golpea con particular intensidad: muchos de los chicos que asisten al colegio son hijos de madres solteras que viven de planes sociales, y en el caso de aquellos que tienen padre reconocido, éste generalmente se encuentra desocupado y vive de trabajos informales, haciendo changas. A pesar de todo, el año último tampoco hubo una sola deserción en la escuela.

Blanca Arrieta, la directora, asegura que la base del éxito es el seguimiento intensivo de cada alumno. Pero la situación en el establecimiento, que cuenta con 200 alumnos, no es fácil. Los chicos y las madres se encontraron este miércoles, al iniciarse el ciclo lectivo, con dos malas noticias: este año no contará con el subsidio que les permitía brindar desayuno y almuerzo a los 200 alumnos, y el predio en el que se encuentra el colegio no estaba totalmente limpio.

Desde hace tres años, el establecimiento no tiene una persona encargada de las tareas de higiene. Clara Coronel es la única que trabaja como auxiliar en la limpieza, lo hace algunos días por semana y en junio cumplirá tres años sin cobrar.

"La ministra de Educación, Silvia Rojkés -cuñada del gobernador kirchnerista José Alperovich- no firma la designación", dijo a La Nacion. La escuela, construida a través del programa nacional 700 Escuelas, necesita, por lo menos, tres personas que se encarguen de mantenerla en condiciones.

Para el inicio de las clases, algunas madres de alumnos colaboraron con la limpieza. "Nos exigen que ayudemos, pero es una tarea que debería realizar el Estado", dijeron Isabel Décima, Angela Zerda y Berta Martínez. Mientras realizaban esa labor encontraron una tarántula y dos víboras en la galería principal.

Arrieta afirmó que hay un expediente iniciado en el Ministerio de Educación para resolver ese problema. "Somos una escuela que logró excelentes resultados académicos y nos castigan", dijo. "Nosotros no promovemos por promover. Los docentes les dedican mucho tiempo a los alumnos para que se superen todos los días", agregó.

El establecimiento es uno de los cinco que no tuvo alumnos repitentes en 2010. Los otros cuatro se encuentran en Chaco y Corrientes.

El proyecto Escuelas del Bicentenario, que brinda apoyo al establecimiento, realizó un informe sobre la calidad educativa. Allí surge que, luego de cuatro años, el 70% de los alumnos de cuarto grado respondió bien el examen de lenguas, cuando en 2006 ese porcentaje era sólo del 42%. Los alumnos de sexto grado mejoraron un 26% respecto de 2006 en esa materia. En matemática, en cuarto grado, el 61% de las respuestas fueron correctas, frente a un 44% de 2006. En sexto grado, el resultado fue del 55% en 2010, frente al 26% cuatro años atrás. En ciencias naturales, en cuarto grado, el 76% de las respuestas fueron respondidas correctamente, frente a un 55% de 2006. Y en sexto fue del 62% frente al 47% anterior.

Sin almuerzo
Por otra parte, no contar con el subsidio que permite brindar desayuno y almuerzo a los 200 alumnos coloca ala escuela en una posición difícil.

"Esta zona es muy vulnerable. A las 8 los chicos van a caer como pajaritos hondeados, porque muchos no cenan en sus casas, donde las madres no tienen para darles de comer", dijo Arrieta, que espera que el Gobierno les devuelva la ayuda y evitar así que los niños caigan en la desnutrición.

La ministra de Desarrollo Social de la provincia, Beatriz Mirkin -prima del gobernador-, dijo que el gobierno apunta a "no abrir más comedores, sino a cerrarlos para que los chicos almuercen con sus familias". Sostuvo que el programa de jornadas extendidas en las escuelas no continuará, con lo cual se dejará de brindar el almuerzo al alumnado, que este año recibirá sólo un yogur a media mañana.

Alejandra Lobo, madre de una alumna, contó su sueño: "Quiero que los chicos estudien, pero es cada vez más difícil. No tenemos para mandarlo a la escuela. Este año ya no tendrán el suplemento [desayuno] y, a veces, no tengo para comprar pan para que desayunen", dijo al borde de las lágrimas.

Los docentes son quienes mantienen viva la llama. No escatiman horas de trabajo en la escuela o fuera de ella para que los chicos se superen. "Tengo un alumno con problemas y pensé que nunca iba a lograr que leyera o escribiera. Ahora lee y escribe. Es increíble", dijo la capacitadora en lenguas, Catalina Ledesma.

El proyecto Escuelas del Bicentenario se realiza en Tucumán, Chaco, Corrientes, Córdoba, Buenos Aires y Santa Cruz. Atiende a 132 escuelas públicas y dos institutos superiores de formación docente. Abarca una población de alrededor de 65.000 niños.

En Tucumán, el índice de repitencia fue del 4,51% en 2009, respecto de 2008, según estadísticas del Ministerio de Educación provincial.

El otro mérito de la escuela Virgen Nuestra Señora del Milagro es tener tasa cero de deserciones. En la provincia, el índice de abandono es el 1,42%, según los mismos datos oficiales.

1 comentario:

  1. Muy buena la nota.
    Felicitaciones.
    Fernando J.

    ResponderEliminar